May 13, 2008 | El Universal

MEXICO, D.F., mayo 13 (EL UNIVERSAL).- El papanicolaou sigue siendo la mejor herramienta contra el cáncer cervicouterino, no sólo en México sino en toda América Latina, afirmó Ciro A. de Quadros, vicepresidente ejecutivo del Instituto de Vacunas Albert B. Sabin, cuya sede se encuentra en Washington, Estados Unidos. Sin embargo, reconoció que uno de los principales obstáculos para prevenir esta enfermedad es que la mujer de escasos recursos no tiene acceso a los servicios de salud, y las vacunas que hay en el mercado son aún inaccesibles para los sectores más pobres de los países. De Quadros asiste a una reunión convocada por la Organización Panamericana de la Salud, los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y el instituto al que él pertenece, que se realiza en México, y en el que participan representantes de 28 países del continente americano.
 
Se prevé que en esta reunión los países participantes firmen una eclaratoria en conjunto para exhortar a sus gobiernos a negociar con la industria farmacéutica mejores precios en la vacuna contra el cáncer cervicouterino. Por su parte, Miguel Cashat, gerente médico de Infectología del laboratorio MSD, dijo que el precio de una vacuna debe evaluarse por su costo-efectividad a corto, mediano y largo plazos, "porque no sólo estamos hablando de una vacuna que protege contra el cáncer cervicouterino, sino también contra las verrugas, el cáncer vaginal y el de vulva", explicó. El farmacéutico consideró que a muchos países les cuesta trabajo invertir en prevención. A casi dos años de que ingresó la vacuna de MSD a México, Cashat comentó que ésta sólo se aplica en el sector privado, y que es una vacuna eficaz para mujeres con vida sexual activa y para adolescentes que aún no inician su vida sexual. En Latinoamerica y el Caribe, 33 mil mujeres mueren cada año por este tipo de cáncer, una enfermedad prevenible causada por un virus que infecta a 20% de los hombres y mujeres de esta región del mundo, y hasta 30% de las mujeres más jóvenes, según un nuevo estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y el Instituto de Catalá de Oncología de Barcelona. Al respecto, José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud, señaló que el cáncer cervicouterino continúa siendo un problema de salud pública, debido a que cada día se diagnostican 19 casos de este mal, es decir, explicó, 6 mil 900 casos al año, y mueren más de 4 mil mujeres por este mal. Dijo que se ha incorporado la prueba de captura de híbridos del Virus de Papiloma Humano (VPH), causante de este tipo de cáncer, con un programa que inició en Morelos y Chiapas, con lo que se busca mejor la calidad de la citología cervical y el acceso al tratamiento de lesiones precursoras y de cáncer invasor. Resaltó que la dependencia a su cargo garantiza el tratamiento integral gratuito del cáncer cervicouterino a través del Fondo de Protección para Gastos Catastróficos del Seguro Popular para todas las mujeres que no cuentan con otro tipo de seguridad social. Córdova Villalobos indicó que hay nuevos métodos y tecnologías de prevención (vacunas) y diagnóstico de esta enfermedad, pero se debe analizar su calidad, seguridad, eficacia y, sobre todo, su costo.