December 27, 2007 | El Litoral

Inmunizar a los niños del Cono Sur contra el neumococo -la causa más letal de meningitis y neumonía en el mundo- reducirá no sólo la mortalidad infantil sino que ayudará también a prevenir muertes entre la población de mayor edad, que está creciendo rápidamente en la región. Además, la aplicación de la vacuna antineumocócica reduciría drásticamente la ocurrencia de las cepas más resistentes a los antibióticos.
 
Los datos fueron presentados por científicos en el Simposio Subregional de Neumococo del Cono Sur que se realizó en Santiago de Chile, y al cual acudieron decenas de expertos internacionales en la enfermedad y en salud pública, médicos, científicos y líderes políticos de la región.
 
"Esta vacuna le salva la vida a ancianos en Norteamérica y Europa y puede hacer lo mismo aquí", aseguró María Teresa Valenzuela, epidemióloga de la universidad chilena de Los Andes."Vivimos en una region donde la mayoría de los niños comparte un hogar con cuatro o cinco adultos. Está claro que si hubiera menos bacterias resistentes a antibióticos circulando entre los niños, con estas mismas cepas tendríamos tasas de infección menores en otros grupos de edad", afirmó.
 
Valenzuela citó estudios recientes sobre inmunidad colectiva o inmunidad por efecto de rebaño en países que han introducido la vacuna contra enfermedades neumocócicas, añadiendo que la inmunización rutinaria de niños pequeños protege tanto a éstos como a otros individuos no vacunados en poblaciones de alto riesgo: bebés que son demasiado jóvenes para ser inmunizados, inmunocomprometidos y ancianos. También señaló que estos efectos deberán ser considerados al evaluar la relación de costo-efectividad que se obtendrá si se introduce la misma en la región.
 
"Es indudable que esta vacuna evitará el contagio de ciertas cepas de neumococo", señaló Cynthia Whitney, Jefa del Departamento de Enfermedades Respiratorias de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), y una de los autores del estudio publicado en
JAMA.
 
La única disponible actualmente (Prevenar, de Wyeth) protege contra el 60 % de las cepas de neumococo presentes en Latinoamérica, en comparación con el 80 % de las cepas circulantes en Estados Unidos y Europa. Sin embargo, según Valenzuela, dado el mayor contacto de niños y adultos en la región, la inmunización de niños podría afectar ignificativamente las tasas de transmisión de la enfermedad en Latinoamérica y el Caribe.
 
De acuerdo con Raúl Ruvinsky, coordinador clínico para la Argentina del Estudio de Vigilancia del Sistema Regional de Vacunas (Sireva), de la Organización Panamericana de la Salud, en la Argentina la vacuna cubre el 70 % de los serotipos que producen neumonías en niños de hasta 2 años, y la representatividad es menor para los mayores de esa edad con neumonía y para todos los chicos con meningitis (50 %). No obstante, representa el 94 % de los que tienen algún nivel de resistencia a penicilina y otros antibióticos
 
http://www.litoral.com.ar/index.php/diarios/2007/12/27/metropolitanas/AR...